jueves, 20 de marzo de 2008

Mirando fotos




Nunca, jamás, voy a entender a este hombre. Digo yo, cuál es la gracia de pasarse todo el día mirando fotos pornográficas, no sería más lindo en vez de mirar cómo lo hacen otros ponerlo en práctica en casa.
A mí me gusta Brad Pitt, de bronca nomás lo puse de fondo de pantalla, pero prefiero mil veces mirarlo al hombre real que está sentado junto a mí, porque además de tener relieve, me habla, tiene tibia la piel y me besa de verdad. Además por muy lindos que sean los estímulos visuales sigo quedándome con los que despiertan todos mis sentidos.

Es como ir a casa de un amigo que nos muestra las fotos de su último viaje a alguna playa del Caribe, unos las mira, sí, las disfruta pero nunca es lo mismo que estar allí, sentir el olor del mar, el calor del sol sobre la piel, la sensación de placer en todo el cuerpo. A mi me pasa que cuando veo esas fotos me dan ganas de estar ahí.

3 comentarios:

HUGO dijo...

Brad Pitt es solo eso un fondo de pantalla, tu verdadero hombre siempre estara a tu lado y no en imagenes.

PD:TE PUSE ENTRE MIS PREFERIDOS, SUERTE.

DianNa_ dijo...

Leí el otro día que los hombres se guían en sus instintos por la vista, a nosotras las mujeres nos estimulan más los sonidos... un susurro, que nos hablen...

Ami también me encanta Brat Pitt^^

Tulipán dijo...

¡Qué hablen, qué hablen!

Vos sabés Dianna, que ahora que lo pienso, no debe estar tan errado eso que leíste, ¿qué mejor que una voz en el teléfono? ¿o algunas palabras acariciantes en un momento íntimo? Pero, las caricias, ah, las caricias, el roce, la piel, esa no la cambio por casi nada.

Eso sí, ¡qué bien estimula el ojo el Brad Pitt!