viernes, 27 de febrero de 2009

Kiss me







Get Your Own Player!


4 comentarios:

Viperina dijo...

Un millón de besos es lo que te dejo yo, todos para tí. Me ha hecho mucha gracia lo que me has contado de tu gato, me ha recordado a lo que hacía el mío con lagarijas, ratones y pájaros, solo que los dejaba medio muertos debajo de mi almohada, y cada noche antes de acostarme tenía que mirar a ver qué nuevo trofeo me había dejado...porque eso es lo que son, trofeos dedicados a quien consideran los jefes de su manada, así que aunque un poco asquerosillo, es un honor recibirlos!!!
Abrazos, amiga.

Tulipán dijo...

Sí, francamente, es un honor un poco repugnante a veces, sobre todo cuando deciden cómenselos junto a tu cama. La primera vez que lo hizo, no entendía nada y no podía darme cuenta que eran aquellos pedazos de cosas con pelos. En fin, cada uno demuestra su cariño como puede, jeje. Besos ya que de besos anda la cosa.

Walter Hego dijo...

Tuli: Sé que me repito (ahora por este medio), pero viéndolos así, inusualmente aislados, se percibe extraordinariamente lo besables que son esos labios.

HUGO dijo...

Maravilla de la naturaleza.