domingo, 22 de febrero de 2009

Para una amiga

Lamentablemente tener un blog no siempre se traduce en sentirse bien, a veces, es un espacio al que también llegan las malas horas del mundo "real".






Por suerte, a veces, también uno encuentra lugar en los que reposar el alma. Yo encontré uno, el de Viperina, quien tiene un modo de trasmitir lo que siente que suele conmoverme.






Hace unos días ya, escribió "Especies protegidas", un texto que me impactó. Como en estos días me dio por jugar con el photoshop, tomé prestadas sus palabras y de forma muy burda y no siempre fiel a las cosas imaginadas al leerlo, hice esta edición gráfica, que, por otra parte, ella tuvo la amabilidad de poner en su blog. Gracias Viperina y un abrazo enorme.





4 comentarios:

Viperina dijo...

Vaya, me has conmovido con esta entrada...No esperaba tanto, de hecho yo soy quien se siente honrada por tus palabras que constantemente me animan, y me dan ganas de seguir escribiendo, porque sé que hay personas maravillosas capaces de captar el sentimiento que pongo a la hora de crear mis pequeñas historias, y tú desde luego eres una de ellas. Desde luego, puedes considerar mi blog tu segunda casa, si de verdad te hace sentir tan bien; mis puertas están siempre abiertas para la buena gente, entre los que sin duda te cuentas. Y quién sabe, tal vez mi fauna esté necesitada de un bonito tulipán para embellecerla...
Un abrazo muy grande, amiga.

HUGO dijo...

Yo es poco lo que puedo decir.....estoy en penintencia.

Tulipán dijo...

Hugo:

Vamos hombre, diga lo que quiera, no sea tímido, que esta maestra tiene el corazón amable y nunca logra que la penintencia dure mucho. :)


Vamos Viperina, que es muy bello lo que me dices.

Tulipán dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.